Algo no va, por eso no soy feliz

Síguenos
0
20

En algunos momentos de la terapia es importante volver hacia atrás, recuperar emociones y situaciones para cerrarlas. Despues ya no será necesario volver a ellas y eso nos permitirá partir para otro viaje.

Es importante volver a identificar todos los condicionamientos que no nos permite sentirnos libres emocionalmente y sentirnos felices.

En la vida cotidiana tenemos hábitos, patrones comportamentales, situaciones y estados de ánimos que no nos hacen crecer, que no nos permiten desarrollarnos y tampoco evolucionarnos. En la mayoría de los casos son nuestros padres, hermanos, abuelos, nuestra parejas o los amigos que nos influencian y nos mantiene atados a ellos mismos, a veces, incluso haciéndonos esclavos emocionales.

Eso lo puedes cambiar tomando conciencia. ¿Como? Poniendo atención a lo que haces, viviendo el presente, aceptándolo. En otras palabras, estando en el presente, poniendo atención a lo que haces mientras lo haces.

La conciencia no es una teoria, una noción, ni una tecnica, solo es una modalidad a través de la cual conocer y relacionarnos con el mundo.

La conciencia está conectada a la responsabilidad, vale a decir a la capacidad de responder a alguien o ti mismo sobre las consecuencia de tus propias acciones.

En filosofia el concepto de responsabilidad implica el concepto de libertad. Cada uno es responsable de sus propias acciones, independientemente de que estas sean elegidas de forma condicionada o libre. Los condicionamientos pueden ser sociales, culturales o familiares, como por ejemplos trabajar en la empresa familiar aun que eso no es lo que yo quiero, obligarme a ir a la iglesia el día de Navidad porque "hay" que hacerlo, elegir los amigos según tu estado social aun que no sea el grupo en el cual te sientas acogido y comodo. Estas elecciones son las que te mantienen infeliz. Asumir la responsabilidad de decir NO, de hacer otra cosa o contestar diversamente, te hace responsable de tu vida y de tu felicidad.

Eso no significa ignorar a los demás, sino, como escribí en mi articulo (Tomar decisiones: la postergación) "la solución ideal esta siempre en el equilibrio ... porque podemos tener una vida llena de nosotros mismos, pero sin compromisos estará vacía de los demás."

Deberíamos tomar ejemplo de los niños expertos en el vivir la vida momento por momento, ellos dan importancia a lo que hacen, no se pierden ni en el pasado ni en el futuro y solo se quedan concentrado en el momento presente, relacionándose con quien está con ellos.

Nadie se espera nada de un niño que esta en su mundo, el no esta jugando para hacer feliz a alguien, él juega porque eso lo hace feliz. Así nosotros deberíamos vivir renunciando a las obligaciones de caer bien a todo el mundo, haciendo los que los demás quieren, para satisfacer sus expectativas. Por el otro lado, responsablemente, asumir los compromisos que estamos dispuestos a enfrentar.

Síguenos
0
20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *