Como manejar tu enojo

Síguenos

En la vida deberíamos tarde o temprano experimentar la emoción del enojo y sin dudas habrás escuchado hablar de gestión y control de la rabia. Este aprendizaje emocional que te permite sentir y elegir conscientemente el comportamiento mas idoneo por la situación que estas viviendo, yo lo llamo, educación emocional. Gestir el enojo no significa que nunca sentirás esta emoción, mas bien te permites utilizar las justas estrategias para reconocerlo y manejarlo, trasformando cualquier situación en una oportunidad sin dejarte dominar.
En este articulo quiero explicarte como, sobretodo en los momentos de estrés, puede volver a sentirte sereno/a y productivo/a.
Aprende a sentir. Si quieres aprender a manejar adecuadamente tu enojo, lo primero que deberas hacer es aprender a reconocerlo. Es fundamental comprender cuándo nos sentimos enojados, porque en muchos casos, estamos enojados sin saber que lo estamos o nos creemos enojados por algo y nos damos cuenta que el enojo tiene toda otra origen.
Para facilitarte el sentir quiero darte algunas pistas para que puedas reconocer esta preciosa emoción: Sientes una falta de control sobre sus emociones; Te sientes deprimido/a; A menudo tiene discusiones muy animadas con otros; Te sientes impaciente constantemente; Encuentra mucha gente irritante; Todo te va mal.

Si estos "signos" ya han aparecido en tu vida diaria, no te preocupes: saber reconocerlos ya es un buen paso para controlarlos.

1. Aprendas a reconocer las señales que te da tu mente y tu cuerpo: escúchate a ti mismo, siente!

2. Busca la solución. El error mas común en el momento de enojo es centrarnos en el problema más que en las soluciones. En lugar de concentrarte en el “problema” concentrate la solución, así haciendo probablemente tendrás la posibilidad de ver muchos problemas como situaciones y este cambio de perspectiva te permitirá vivir la vida mas fluidez.

3. Usa el espejo. Si para ti es realmente muy difícil buscar la solución, tendrás primero que suavizar la situación, darle un tono mas ligero que te permita mirar el problema con ojos distintos. Un buen ejercicio es sentarte frente a el espejo y observarte mientras te enojas. Te ayudará a comprender tu reacción y te ayudará expresarte de forma distinta. Observarte a ti mismo también te hará darte cuenta de que, a veces, tu ira puede ser extremadamente excesiva.

4. Selecciona la batalla. Si quiere saber cómo manejar la ira, seguramente necesitará aprender cuales batallas quieres pelear y cuales no. Estar enojado/a es tu derecho, pero también lo es decidir si continuar enojado/a o no.

Estar enojado/a, sin un proceso de acción o de cambio que traiga beneficios a mi alrededor, me lastima tanto a mí como a las personas que me rodean. Si alguien te hizo enojar, pregúntate si lo hizo voluntariamente y si tu enojo puede ayudarte con una posible solución. El perdón, o el proceso de aceptación, como suelo decir, es una herramienta poderosa, porque si permite que la ira tome la mayoría de tu atención, es posible que te veas envuelto/a en su amargura o sentimiento de injusticia continuo. En lugar de quedarte en un estado de enojo, fortalece la relación contigo mismo/a y/o con el otro y lleva al siguiente nivel compasión, respeto y comunicación.

5. Tomate una pausa. Si quieres encontrar la tranquilidad, es bueno que adquieras el hábito de dedicarte a los descansos y a la escucha interior. Trabajar sin parar no beneficia tu productividad y corres el riesgo de exponerte a niveles muy altos de estrés. Tómete breves descansos, puedes realizar una breve meditación, como la meditación de un minuto, aquí el link o realizar un body scan como sugiero en el “cuaderno de escucha meditativa diaria”. Unos momentos de escucha pueden ayudarte a sentirte más preparado/a para lidiar con cualquier evento imprevisto sin dejarse dominar por el enojo. ¿Cómo hacerlo? Después de completar cada tarea, tómete un descanso de cinco minutos; lo necesitará para relajar tu mente.

Pon en práctica mis consejos y encontrarás tu calma y serenidad; si consideras que necesitas más ayuda no dudes en contactar en profesional de las emociones.

Síguenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *