Flexibilidad e inclusión: la elección post pandemia del mundo laboral

La pandemia nos ha obligado a cambiar el punto de vista sobre todo el mundo profesional, por eso me pregunto: ¿Cómo cambiarán los espacios y cómo se remodelarán las organizaciones y los procesos operativos? La realidad es que no lo sabemos, nadie tiene una respuesta clara a esta pregunta. Sin embargo hay un modelo elegido por muchas empresas a escala mundial: el híbrido. La alternancia de la interacción física y virtual, la responsabilidad y confianza en las personas, la definición de objetivos y funciones y la gestión del equilibrio diario con el que definir el lugar y los métodos de trabajo son los pilares de la "nueva normalidad" en el campo laboral.

pexels-rodnae-productions-10375906

Si hoy la transformación del lugar de trabajo con la adopción de lugares de trabajo digitales se ha convertido en una prioridad, no hay duda de que esto estaba en proceso incluso antes de la pandemia. ¿Podemos decir que los managers han subestimado esta necesidad de cambio? En realidad no lo podemos decir con seguridad, pero, sin duda, la pandemia ha acelerado reflexiones, cambios y proyectos ya en marcha.

Por lo tanto, creo que sea fundamental que las empresas, en un futuro próximo, deban rediseñarse teniendo en cuenta las nuevas necesidades. Cada organización tendrá la obligación de alinearse con el gran cambio cultural que se está produciendo y capitalizando la experiencia adquirida en los últimos meses, que nos ha confirmado hacia dónde va el futuro. Es posible explotar la tecnología para realizar de forma remota muchas actividades realizadas en el pasado solo en presencia.

pexels-startup-stock-photos-7065

El proceso de evolución de los modelos de relación en las organizaciones va de la mano de un "cambio" de la cultura corporativa y del enfoque de gestión de recursos, que necesariamente debe estar marcado por un equilibrio entre el bienestar del individuo y la capacidad de llevar a terminar las tareas asignadas trabajando hacia los objetivos. Sin estos requisitos, será difícil lograr el objetivo de una mayor satisfacción de los empleados y una mayor productividad, dos cosas que están más relacionadas que nunca en la actualidad.

Si otro punto importante en el contexto de sus elecciones profesionales es la flexibilidad, un componente que no todos los líderes empresariales han entendido y madurado por completo, incluso si las fórmulas de trabajo híbridas adoptadas por muchas organizaciones reflejan un cambio concreto de dirección. De los trabajadores más jóvenes, incluso los problemas de inclusividad y diversidad parecen haber escalado posiciones diferentes entre las prioridades de los gerentes.

pexels-thirdman-7993571

La diversidad es un valor que genera innovación y aprobación del cliente. Según el índice de marcas de diversidad, divulgado con motivo del premio de marca de diversidad, hasta el 80% de la población elige con convicción o prefiere marcas inclusivas. De hecho, el compromiso con la diversidad y la inclusión aumenta la lealtad a la marca, alimenta el boca a boca positivo y mejora el crecimiento empresarial.

pexels-rodnae-productions-9064341

Por tanto, la función de RR.HH. debe desempeñar cada vez más el papel de facilitador de nuevas dinámicas empresariales y ser capaz de crear un entorno preparado y abierto a la diversidad y la inclusión. ¿Qué significa eso? El punto de partida es reconocer la individualidad. Una empresa denominada "diferente" es aquella que empuja a las personas a pensar fuera de la caja. En un modelo como este, cada uno hace su propia aportación original, que por tanto es más incisiva, porque no está mediada por la estandarización de competencias.

Para crear un ambiente de trabajo inclusivo, es necesario promover la denominada gestión de la diversidad, es decir, un enfoque de gestión que promueva, facilite y desarrolle un proceso de cambio cultural duradero y profundo dentro de la empresa. Su principal objetivo es incluir y potenciar las contribuciones individuales. La gestión de la diversidad está ahora muy extendida en muchas empresas y multinacionales, y se establece cada vez más como una estrategia para mejorar la "diversidad" que los trabajadores traen consigo.

pexels-sevenstorm-juhaszimrus-443383

Se ha demostrado que la gestión eficaz de la diversidad produce numerosos beneficios importantes en términos de contratación, retención de personal, creatividad, resolución de problemas y compromiso del cliente. A continuación enumeramos algunos de ellos que realmente marcan la diferencia en el entorno laboral:

1) Mezcla de talento, habilidades y experiencia

Las personas de diferentes orígenes pueden proporcionar un conjunto heterogéneo de talentos, habilidades y experiencias, que pueden contribuir positivamente al crecimiento de la organización y al desempeño laboral. Esto es especialmente importante dentro de los equipos corporativos, donde cada individuo puede aprender de los demás.

2) Innovación

Gracias a diferentes experiencias y diferentes estilos de trabajo, pueden surgir ideas innovadoras en la empresa. Si bien una persona puede pensar de manera creativa, otra puede tener la experiencia necesaria para hacerlo. Por tanto, es fundamental que las personas colaboren entre sí y así unan sus fuerzas.

3) Romper las barreras culturales y lingüísticas

Las barreras culturales y lingüísticas a veces pueden ser un obstáculo para una empresa que quiere expandir su negocio en el extranjero. Contratar recursos que hablen diferentes idiomas puede ser una buena forma de abrirse a nuevos mercados y aumentar su base de clientes. Un equipo con diferentes habilidades lingüísticas (y muchos puntos de vista) es capaz de llegar a muchos más clientes y ofrecer múltiples soluciones.

4) Crecimiento del grupo de talentos

Una empresa que abraza la diversidad puede atraer a un gran número de candidatos interesados ​​en el contexto empresarial, ya que se verá como un entorno dinámico e intercultural en el que aumentar el potencial. Según los datos, una media del 67% de los candidatos buscan un entorno de trabajo "diferente". Por supuesto, si aumenta el número de candidatos, también aumentan las posibilidades de encontrar entre ellos talentos para contratar y, al mismo tiempo, personas que acepten ese entorno y que promuevan por sí mismas la inclusión y la diversidad.

5) Mejora del desempeño de los empleados

En un contexto de inclusión, los empleados se sentirán más cómodos y felices y se desempeñarán mejor. La igualdad en el lugar de trabajo es, de hecho, importante para alentar a los trabajadores de diferentes orígenes: cuanto mayor es su moral, mayor es su productividad.

Síguenos