IMPORTANTE: debido a la necesidad de hacer frente al COVID-19 hemos implementado un protocolo para reunirnos con nuestros clientes y qué ayude a reducir las vías de contagio conocidas del virus. 

1- En cada consulta nuestros clientes disponen de gel desinfectante para las manos, mascarilla y deberán entrar en el consultorio sin zapatos. Es evidente que el uso de las mascarillas dificulta la percepción de los gestos y reacciones de cada persona, por lo que se intentará reducir su uso, si posible, aumentando a cambio la distancia entre terapeuta y cliente.
2- Ya no recibiremos a nuestros clientes dándoles un beso o la mano. Lo que era normal antes, por el momento no podrá ser así.
3- Tras cada consulta el terapeuta aplicará una solución desinfectante en cada mesa, puerta, sofá y silla y entre una sesión y la otra deberá pasará por los menos una hora por cambiar el aire.
4- La consulta de orientación es un entorno en el que fluyen muchas emociones. Es frecuente que se produzcan lágrimas y llanto. Para evitar contagios, evitaremos el uso de las papeleras habituales. Ofreceremos bolsas para guardar los pañuelos, o será la propia persona la que los guardará para tirarlos posteriormente.
5- Recomendamos no acudir al consultorio hasta la hora de la sesión. Hemos eliminado la sala de espera, para evitar exposiciones y posibilidad de contagio. Cuantas menos personas se junten en un mismo espacio, mejor.
6- Ofrecemos siempre la oportunidad de mantener las sesiones por medio de Videoconferencia. Lo ideal es que se puedan alternar sesiones presenciales y online. Las sesiones en linea son por sí mismas una solución completa o al menos complementaria a lo largo de la terapia. En este enlace te explicamos como funciona en detalle.
7- En el caso que el cliente o el terapeuta observen síntomas compatibles con coronavirus, se priorizarán las sesiones en linea hasta tener claro a qué se deben.