¿Quien es tu critico interno?

Síguenos
0
20

La critica infructuosa es la voz interna que nos ataca y juzga. Es la comparación que hacemos con los demás, nos dice como deberíamos ser, que deberíamos hacer y nos acusa de lo que no va como queremos. Nos llama idiota, estúpido, malo, débil, incompetente y por lo general le creemos. Esta misma voz es la que disminuye los éxitos “si, te ha ido bien pero fue solo suerte…”

La critica interna se desarrolla en la infancia a través de las relaciones que instauramos con padres, maestros, amigos de familia. Esta voz es el eco de los reproches y juicios que nos hicieron sentir malos en la niñez.
Puede ser increible, pero esta critica es la misma que nos “protege” por ejemplo con la ansia de arriesgarnos. Es la voz que nos dice nunca podrás lograr el objetivo y por eso ni si quiera lo intentamos. La voz critica dice “Nunca lograrás lo que tienes en mente” y obstaculiza nuestro intento de superación.
También nos protege con la vergüenza. Nos evita humillación y soledad previniendo y anticipando el rechazo de los demás, antes de ser juzgado y rechazado, aun cuando los demás no tienen alguna intención de hacerlo.

La critica ofrece un aliento temporal y precario a la autostima, pero ¿cual es el precio?
En un camino de descubrimiento de tu critica interna es importante valorizar la parte sana de la critica. Es la que evalúa realisticamente, que puede contestar a a la critica improductiva y hacerla ineficaz.
Para combatir la critica innecesaria hay que reconocerla. Aprender a escuchar nuestro dialogo interno en las situaciones difíciles, donde podemos identificar lo que necesitamos y lo que no nos sirve. Podemos reconocer las criticas, contestar a las mismas y reemplazar los ataques irracionales con opciones alternativas.

"No puedo" en "no saber mi potencial hasta que intento";
"Es demasiado duro" en "es difícil pero no demasiado";
"Fallo" "Es cierto, pero el fracaso no es el peor de los crímenes";
"¿Qué pensarán los demás?" "Las opiniones de otras personas tienen el mismo valor de las mías.”
Inicialmente puede parecer algo curioso, sin embargo, va a dar sus frutos.

Síguenos
0
20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *